Oosterdok, puerto de la cultura

Oosterdok

Ya hemos hablado de los bellos canales de Amsterdam, una ciudad que tiene una relación muy particular con el agua.

Desde siempre, la capital ha necesitado de construcciones que puedan unificar las diversas partes que conforman su entramado urbano: es así como en 1832 nace Oosterdok, uno de los lugares más bellos con que cuenta Amsterdam y que tiene un gran desarrollo gastronómico y cultural.

Ubicado entre el casco antiguo y el puerto, junto a la Estación Central, Oosterdok está a unos 10 minutos en auto desde la Autopista A10: tiene una arquitectura moderna y una estupenda accesibilidad. Esta zona de la capital de Holanda es el final de los nuevos bancos del sur de la IJ en Amsterdam y desde allí se tiene una impresionante vista del casco antiguo y del puerto local.

Como decíamos, sus orígenes son durante el Siglo XIX. Sin embargo, desde su apertura tuvo muchas remodelaciones y se han ido conociendo diferentes novedades: por ejemplo en la década de 1960 se construyó un túnel y muchas entidades comenzaron a tener sus sedes desde fines de esa década. Por ejemplo en 1997 abrió sus puertas el NEMO.

Según cuentan los entendidos en el trazo urbano de Amsterdam, el Oosterdok es uno de los mayores proyectos urbanos de Europa con sus 225.000 metros cuadrados de construcción. Con un aspecto arquitectónico bien relacionado con el Siglo XXI, allí se da la posibilidad de que viva gente trabajadora, otros que se dedican al estudio, y también quienes buscan la recreación y el entretenimiento.

Además del ya citado NEMO, esta zona ha tenido otros lugares de esparcimiento, como por ejemplo el Stedelijk Museum, el complejo de la marina Etablissement Amsterdam o el Museo Marítimo de Holanda, donde se puede ver una réplica de un barco mercante amarrado en el puerto.

De todos modos la cultura tiene su espacio privilegiado en este sector de la ciudad, con lugar para la música o las exhibiciones pictóricas. Por ejemplo tenemos la Openbare Bibliotheek Amsterdam, el Conservatorium van Amsterdam, Muziekgebouw aan ’t IJ y varios teatros.

Otra cosa para tener en cuenta es el desarrollo gastronómico, con los mejores platos de la comida holandesa en elegantes locales muy bien ambientados. Vapiano, Sea Palace, Gravenstraat, Fifteen, Harkema, entre otros, tienen sus sedes en el Oosterdok.

Foto vía: Panoramio



Etiquetas:

Categorias: Qué ver en Amsterdam


Deja tu comentario