Música, teatro y mucho más en The Sugar Factory

The Sugar Factory

Para sus dueños, en The Sugar Factory “la música no es sólo música”. Es que si bien The Sugar Factory es un club nocturno donde se encuentra parte de la movida de Amsterdam, el local tiene la particularidad de generar una fusión entre música en vivo, danza, teatro, el cabaret o la poesía. Al ingresar nos encontramos con la típica oscuridad del teatro, pero esta vez nos esperan mesitas de madera, buenos tragos y una fusión de disciplinas artísticas sin igual.

Este club está ubicado en Lijnbaansgracht 238, precisamente frente a la entrada de la Melkweg y a la vuelta de la Plaza Leidseplein. Quienes concurran a este lugar deben saber que a la salida no tendrán problemas para encontrar taxis o autobuses, ya que utilizan esta zona como parada habitual. Esa parte de la ciudad es una de las que más movida nocturna tiene y donde se encuentra la gente que quiere disfrutar hasta el amanecer.

The Sugar Factory fue fundada por personalidades conocidas de la escena de Amsterdam, por lo que su propuesta es pensada y elaborada por personas que entienden de estos asuntos. Por ejemplo, se apuesta por lo multidisciplinario y se trabaja toda la semana, con actividades diarias y puntuales, que intentan satisfacer el gusto de todos, desde los que sólo quieren divertirse hasta los más intelectuales.

Por ejemplo, aquí participan varios DJ’s, y se abre el juego también a lo que producen los VJ’s, fotógrafos y artistas varios, generando una actividad vanguardista y sumamente novedosa para el público de la capital de Holanda. También los lunes se puede disfrutar de la Konrad Koselleck, una agrupación centrada en el swing que mensualmente invita a otras agrupaciones, siempre en ese registro jazzero.

Otras propuestas son las que ocurren cada tercer lunes de cada mes, cuando el groove y el funky llegan de la mano de Clipsters, o el espacio que se da para que la gente disfrute de los ritmos gitanos, indios, balcánicos, árabes o latinos. Entre estos tenemos las noches de rumba, que ocurren cada último domingo de mes.

Quienes han estado en The Sugar Factory resaltan también el hecho de que no es caro, y que se pueden conseguir cerveza y refrescos por 2,20 euros o un buen vino por 3 euros. Tampoco es cara la entrada, que va entre los 5 y los 15 euros según sea día de semana o fin de semana. La actividad comienza diariamente a eso de las 20:00 y, especialmente los fines de semana, termina a eso de las 05:00.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Ocio en Amsterdam


Deja tu comentario