Museo Basilea, archivo de Amsterdam

Museo Basilea

Con una riqueza arquitectónica singular, típica de la época en que fue construido, entre los años 1919 y 1926, el Museo Basilea es en la actualidad el archivo de la ciudad de Amsterdam y un edificio con una rica historia. Esta edificación recibió este nombre por el arquitecto que la diseñó: K.P.C. de Basilea. En aquellos tiempos, el motivo de su emplazamiento era ser sede de la Nederlandsche Handel Maatschappij (Compañía Holandesa de Comercio).

Se debe considerar que el Basilea pertenece a la red de museos, que suman en total unas tres docenas de edificios. Estas instalaciones cubren un amplio área de exposiciones, que tienen como punto más fuerte las artes plásticas, y no se está contando en este grupo a los que se vinculan con cuestiones como la historia y la geografía. En total, estos museos reciben un total de un millón y medio de visitantes por año.

El Museo de Basilea de Arte y Cultura está ubicado en Vijzelstraat 32 y permanece abierto de martes a sábados de 10:00 a 17:00, y los domingos abre a partir de las 11:00. Hay que tener en cuenta que estas instituciones de carácter estatal conforman la identidad cultural de la ciudad de Amsterdam. La red comenzó a generarse durante el Siglo XVII, con una actividad en constante movimiento hasta la actualidad.

El diseño arquitectónico de este museo y archivo fue creado con el fin de que se una en armonía con el entorno. Es un edificio que tiene muchos estilos, con gran cantidad de habitaciones realizadas en madera y con paredes pintadas en color verde oscuro. De todos modos, no sólo el mobiliario tiene un estilo particular, sino también la vajilla, los lápices o los ceniceros, que tienen su valor.

En la actualidad, las seis salas más pequeñas de este edificios han sido restauradas a como era su estado original. Otra cosa que asombra son sus salones para banquetes, con sus pisos de materiales preciosos, los techos con candelabros antiguos, más sus sillas y mesas de un diseño único. Visitar estas instalaciones genera una sensación muy particular, como de estar visitando el Siglo XVII.

De todos modos, señalan los entendidos que como museo tal vez no sea el más atractivo de ver en Amsterdam, pero por su belleza resulta un edificio muy interesante para los turistas. Uno de los lugares más notables es la sala del tesoro, que tiene una arquitectura de impactante diseño.

Foto vía: Debazelamsterdam



Categorias: Museos de Amsterdam


Deja tu comentario