El Río Amstel, el más importante de la ciudad

Rio Amstel

Originariamente fueron dos ríos, el Drecht y el Mijdrecht Kromme, que estaban unidos entre sí. Pero posteriormente se construyó un canal denominado Kanaal Amstel-Drecht, lo que generó que este lecho fluvial se transformara en el principal caudal de Amsterdam, atravesando toda la ciudad. Con varios ríos que parten de su cauce, el Río Amstel es actualmente una importante vía comercial para la localidad, siendo además una zona muy atractiva desde lo turístico.

Hay que señalar que el río termina en el actual Rokin, pero sus aguas siguen extendiéndose y se conecta con la bahía por medio de túneles subterráneos y su estupendo sistema de canales. Como decíamos, es una zona muy reconocida turísticamente debido a que a sus orillas se pueden ver algunos de los edificios más imponentes de la ciudad y, también, su recorrido está atravesado por una serie de puentes de gran belleza.

Mencionábamos los puentes, y por ejemplo hacia el sur tenemos el Blauwbrug que conecta la Rembrandtplein con Waterlooplein: se trata de un puente de piedra de 1883 que reemplaza al original, construido en el 1600. Otro de los puentes es el Magere Brug, que de madera y levadizo, fue erigido en 1670 con un posterior ensanchamiento en 1871. También se puede mencionar al Hogesluis, un hermoso puente de piedra de diez arcos.

Además, a la vera del Río Amstel se levantan una serie de edificios de gran importancia e impacto. Por ejemplo está la fachada del Amstelhof, de 76 metros de extensión y que fuera construido en 1681 como un gran albergue para ancianos: hoy es un anexo del Museo Hermitage de San Petersburgo. En las cercanías también se pueden encontrar el Hotel Amstel, lujosa dependencia que pertenece a la cadena Intercontinental y que se lo considera como el más bello de todo el país.

En relación a la cultura, la zona del Río Amstel también tiene para mostrar el Teatro Real Carré, creado en 1887 y que en la actualidad es una sala de mucho prestigio. También se puede conocer la denominada Stopera, neologismo que surge de unir Stadhuis y Opera, un imponente edificio que es además del Ayuntamiento de Amsterdam y su teatro de ópera, el Muziektheater.

Como dato curioso, hay que señalar que la cerveza Amstel fue nombrada de esa manera luego del río, ya que su fábrica se encontraba sobre el curso fluvial. Sus aguas, por ejemplo, son utilizadas en la elaboración de la cerveza.

Foto vía: Skyscrapercity



Categorias: Qué ver en Amsterdam


Comments are closed.