San Olof, antigua capilla, hoy sala de conferencias

Prins Hendrikkade

La Olofskapel Sint se encuentra en el Prins Hendrikkade 59-72; construida a mediados del siglo XV y ampliada varias veces, su aspecto actual es el resultado de una ampliación en estilo gótico realizada a mediados del siglo XVII, con las entradas en estilo renacentista. Actualmente está destinada a sala de conferencias de un importante hotel de Ámsterdam, pero sigue siendo uno de los lugares más interesantes del casco antiguo de la ciudad.

En realidad, la primera capilla dedicada a San Olof fue construida entre 1440 y 1450. Interesará al visitante saber que la capilla está dedicada a San Odulphus de Brabante, el santo patrono de los diques, ya que la capilla original se encontraba en un dique en la primera línea de playa.

Durante mucho tiempo se creyó que debía su nombre a San Olaf de Noruega, un príncipe vikingo que en el año 1000 se convirtió al cristianismo. Se encontraba en la Puerta de San Olof, y aunque en el año 1618 la casa del guarda fue demolida, el paso todavía tiene esa denominación.

La capilla tuvo varias ampliaciones que luego fueron demolidas, como la “Capilla Jerusalén”, donde había una copia del San Sepulcro, destruida en 1644.  Durante mucho tiempo estuvo vacía y casi abandonada; entre 1586 y 1602 funcionó como depósito de mercaderías, hasta que fue entregada a los calvinistas; en esa época cambió su nombre por el de Oudezijds Chapel. Pero su destino no sería muy venturoso; la torre quedó destruida por un incendio en 1820 y no fue reconstruida.

La última ceremonia religiosa tuvo lugar en 1912 y a partir de allí tuvo los destinos más diversos, hasta resultar casi completamente deteriorada por efecto del mar. En 1969 comenzaron las tareas de restauración pero su verdadera protección recién se alcanzó en 1991, cuando la congregación la entregó al hotel para su utilización como salón de conferencias. El edificio central del hotel se encuentra a pocos metros, y ambas estructuras están conectadas por un pasaje subterráneo. Si algo les resulta familiar, es por que el pintor Abraham Beerstraaten inmortalizó la capilla en una pintura de mediados del siglo XVII.

Ya que estamos aquí aprovechemos para conocer Zeedijk,  a pocos metros, una de las calles más antiguas de Ámsterdam. La encontraremos a pocos pasos de la Capilla y la Estación Central y la reconocerán fácilmente ya que en la actualidad forma parte del Barrio Chino. Sin embargo, no siempre fue así: al comienzo formó parte del sistema de diques de la ciudad. Aquí hay numerosos edificios históricos con sus fachadas originales restauradas y alberga una de las dos únicas casas de madera que quedan en Ámsterdam, precisamente en el Zeedijk 1, construida en 1550.

Foto: vía Google Maps



Etiquetas:

Categorias: Qué ver en Amsterdam


Deja tu comentario