Avenida Damrak, antiguo puerto interior

Damrak

La Plaza Dam es la plaza principal de Ámsterdam; se encuentra donde se levantaron los primeros edificios de la ciudad y debe su nombre a que, en el siglo XIII, aquí se construyó el primer dique. Con su forma rectangular y ubicada a unos 750 metros de la Estación Central, en ella confluyen dos grandes avenidas: Damrak y Rokin.

Aquí se encuentran los principales edificios de la Edad de Oro, como el enorme Koninklijk, el Palacio Real construido en 1648 y la Nieuwe Kerk o Iglesia Nueva, que se utiliza especialmente para exposiciones artísticas y conciertos, las bodas reales y la ceremonia de coronación de nuevos reyes o reinas.

La Avenida Damrak tiene una traza paralela al curso original del río Amstel entre la Estación Central y la Munttoren. De hecho, la Avenida Damrak era antiguamente la boca del río Amstel o mejor dicho un puerto interior, que fue rellenado parcialmente en el siglo XIX para crear la Plaza Dam. Todavía pueden verse los antiguos almacenes sobre el puerto.

Sobre estos rellenos se construyeron importantes edificios, como la Bolsa de Valores, en 1837, un antiguo edificio que fue demolido en el año 1903 cuando la Bolsa se trasladó a su nuevo edificio, diseñado por el arquitecto Hendrik Petrus Berlage y construido entre los siglos XIX y XX que es considerado la mejor obra de la escuela de Arquitectura de Ámsterdam.

Junto al edificio de la Bolsa se encuentra la pequeña plaza Beursplein, con sus frondosos árboles.  Actualmente y debido a la presencia de la  Bolsa, «Amrak» en Ámsterdam es casi un sinónimo de la famosa Wall Street.  En el antiguo emplazamiento se levantó De Bijenkorf, una tienda de venta por departamentos inaugurada en 1914.

Damrak es actualmente una de las principales avenidas de la ciudad, bulliciosa y animada, en la que se encuentran importantes monumentos y atracciones turísticas como el Museo de Madame Tussauds. En realidad, es la primera avenida que ve el visitante de Ámsterdam que llega hasta la Estación Central, pues une ésta con la Plaza Dam y es recorrida a diario por cientos de caminantes y ciclistas además de los tranvías y una línea de metro.  Tiene muchos hoteles, restaurantes y tiendas.

Si la idea es comprar algo, recomendamos recorrer también sus calles paralelas, Nieuwendijk y Warmoesstraat, muy parecidas y también muy comerciales. A la hora de la pausa reparadora, lo mejor será sentarse un café o un restaurante de la calle Damrak y pedir un típico café de Ámsterdam mientras se ve pasar el mundo.

Foto: vía Wikimedia



Categorias: Callejero de Amsterdam


Deja tu comentario