Esnoga, la Sinagoga Portuguesa de Amsterdam

sinagoga portuguesa

En el siglo XVII, una de las grandes comunidades judías de Ámsterdam todavía no tenía un lugar de culto. Por eso se construyó la Portuguees-Israelitisches, la Sinagoga Portuguesa, un imponente edificio de ladrillo macizo que actualmente se encuentra en el distrito Plantage, cerca del Museo de Historia Judía.

Protegido por un muro de diseño rectangular, el edificio se ha mantenido sin cambios desde su origen, aunque a lo largo de su historia fue reconstruida y restaurada muchas veces. Conocida como «Esnoga», casi no sufrió daños durante la Segunda Guerra Mundial y de hecho pudo celebrar su primer servicio luego de esa tragedia el 9 de mayo de 1945.

En la segunda mitad de la década del 50 del siglo pasado fue restaurada la antigua sala principal Ets Haim y se instalaron aquí los bancos originarios de la Sinagoga de Utrecht fabricados en 1639. El Hechal es de 1744.

Cuenta con 72 ventanas de arcos de hierro, y la entrada principal es la antigua casa de Coutinho Mendes. Verdadero emblema de la comunidad sefaradí de Ámsterdam, sorprenderá al visitante con la sobrecogedora belleza de las mil velas que hay en su interior; el techo es sostenido por ocho arcos de madera soportados por cuatro grandes columnas jónicas. Junto a la Sinagoga hay una escultura del puerto; recuerda una huelga de trabajadores portuarios de 1941 para protestar contra la persecución a los judíos.

Interesará al visitante saber que los judíos españoles y portugueses comenzaron a llegar a Ámsterdam, una floreciente ciudad en la que fueron acogidos y pudieron establecerse en paz. En realidad se establecieron tres comunidades cada una con su propia sinagoga. Aquí en la Sinagoga Portuguesa podrán ver una impactante colección de objetos rituales, más de 800 preciosas creaciones; además, alberga una de las más importantes colecciones de documentos que registran cuatro siglos de la historia social y cultural de Ámsterdam.

No querrán dejar esta Sinagoga sin pasar por su tienda de recuerdos; si llegan entre octubre y marzo, en el otoño e invierno de Ámsterdam, podrán disfrutar de inspiradores conciertos: música clásica, en una Sinagoga del siglo XVII, a la única luz de las velas…

Información práctica de la Sinagoga Portuguesa
· Ubicación: JD Meijerplein 7 (entrada detrás de la Dokwerker)
· Cómo llegar: Metro: parada Waterlooplein; Tranvía: Líneas 9 y 14 (parada Waterlooplein)
· Horario: se encuentra abierta de domingos a viernes de 10h a 16h; los viernes de 10h a 14h. Permanece cerrada los sábados y durante las fiestas judías.
Admisión: Se debe abonar entrada; hay descuentos para grupos, niños de 13 a 17 años, mayores de 65 y poseedores de la tarjeta Museum Card. Los menores de 13 años entran gratis. Hay billetes combinados con el Museo de Historia Judía de Ámsterdam.
– Conciertos
· Admisión: se cobra entrada; hay descuentos para mayores de 65 años, poseedores de las tarjetas Museumpass, CityPass y tarjeta de estudiante; también para los niños hasta 17 años
· Reservas: no son necesarias. Las entradas se pueden adquirir hasta la misma noche del concierto o en la Sinagoga.

Foto: vía Sinagoga Portuguesa

Imprimir

Categorias: Qué ver en Amsterdam


Deja tu comentario