De Burcht, hogar de talladores de diamantes

De Burcht

De Burcht es un edificio construido en el año 1900, una creación del gran arquitecto Hendrik Petrus Berlage quien vivió entre 1856 y 1934. Originariamente fue la sede de la Unión Holandesa de Talladores de Diamantes, y es un bello ejemplo del estilo arte decó con un aire morisco mediterráneo. Como no podía ser de otra manera, su torre, cúpula y ventana ¡tienen forma de diamante!

El diseño de De Burcht debía transmitir los valores del mundo del trabajo de los diamantes: poder, determinación y seriedad, brillo y luz. En este sentido la impresionante escalera interior es todo un símbolo.  Los detalles moriscos se debían a que aquí funcionaba también la una asociación argelina de trabajadores del diamante, y quería simbolizar la unión de los trabajadores de distintos orígenes, ya que se vivían momentos de grandes cambios en lo artístico, social y económico.

Para la decoración fue convocado el pintor Roland Holst, que compartía con Berlage la idea de un arte monumental y accesible a un amplio público. Otros artistas convocados fueron Zijl Derkinderen, Jan Toorop y Mendes da Costa. El arte y la arquitectura debían reflejar también las nuevas ideas; por ejemplo, en el vestíbulo de entrada, tres paneles de azulejos diseñados por Toorop se refieren a una distribución equitativa del capital y el trabajo. Berlage consideró a este edificio una de sus mejores obras.

Los primeros trabajos sobre el terreno se hicieron en julio de 1899 y en agosto del año siguiente el edificio ya estaba operativo. Los miembros de la Unión de Trabajadores del Diamante lo llamaban “el palacio”.  Aquí se tomaron muchas decisiones importantes para la vida de los trabajadores del diamante de los Países Bajos, y el edificio sufrió también muchos cambios y remodelaciones. Una placa recuerda los nombres de los 2000 trabajadores del diamante que murieron durante al Segunda Guerra Mundial.

Actualmente el edificio es gestionado por la Asociación Hendrick de Keyser, con el objetivo de preservar la arquitectura histórica y los edificios valiosos de los Países Bajos. Su restauración comenzó en el año 2002 y finalizó en el 2010, partiendo del diseño original y respetando los formatos históricos; sin embargo, permitió el descubrimiento de nuevos colores y efectos especiales que habían quedado opacados por anteriores remodelaciones.

El Palacio De Burcht se encuentra en Henri Polaklaan 9 y está abierto a todos los públicos. Si desean una visita guiada tendrán que solicitarla con anticipación; es muy fácil llegar con el transporte público desde la Estación Central con los tranvías 9 ó 14, combinando metro y tranvía o en su propio automóvil. En este caso pueden utilizar el estacionamiento del Artis si hay lugares disponibles.

Foto vía: Google Maps



Etiquetas:

Categorias: Qué ver en Amsterdam


Deja tu comentario