Hollandsche Schouwburg, antiguo teatro de variedades

hollandse-schouwburg

El Hollandsche Schouwburg fue construido en el año 1892; se encuentra en el tranquilo barrio de Plantage, entre el Hortus Botanicus y el Zoo Artis. Antes, en el 24 de Plantage Middenlaan,  estaba la casa del director del zoológico, que está justo enfrente, por eso durante los primeros años el teatro fue llamado Artis Schouwburg. Fue diseñado por el arquitecto Bombach, inspirado en edificios que había visto en el extranjero. La construcción demandó siete meses. El resultado fue un espléndido edificio.

El público llegaba a su vestíbulo doble de mármol blanco, o subía la escalera para llegar a los balcones y butacas; tenía capacidad para 1360 espectadores. Había varias secciones y cada una tenía su propio café donde la gente podía ir a tomar algo durante el intervalo. El auditorio estaba iluminado por una impresionante araña de 140 lámparas de gas, y durante el día tenía iluminación natural a través de los vitrales del techo.

El escenario, de once metros de ancho, estaba a 15 metros de profundidad; el foso para la orquesta era tan profundo que los músicos no estorbaban la visión de los espectadores. Tenía una instalación que esparcía agua en caso de incendio, salidas de emergencia, escaleras contra incendios… medidas de seguridad que en 1892 no eran muy comunes y despertaron el entusiasmo de críticos y periodistas.

Artis Schouwburg fue el cuarto teatro construido en esta zona, el más grande y lujoso, que se inauguró con gran éxito con la presentación de la obra De Mascotte.  Sin embargo dos años después de la inauguración comenzó su decadencia a partir de la apertura de otros teatros. En 1930 fue completamente rediseñado, pero su capacidad disminuyó a 800 espectadores, se retiraron los vitrales y se realizaron otros cambios aunque no se modificó la fachada. Cuando Ámsterdam fue ocupada por los nazis, pasó a llamarse Joodsche Schouwburg y sus artistas y público fueron exclusivamente judíos. En 1942 se convirtió en un centro para la deportación de judíos.

Hollandsche Schouwburg es actualmente un monumento a las víctimas judías del horror nazi, las 104.000 víctimas de los Países Bajos y  las 6700 personas que pasaron por aquí antes de su final.  Se encuentra abierto todos los días de 11 a 16 h. excepto los días festivos y solemnes. Aquí se pueden ver maquetas, fotografías y vídeos que explican esos terribles años, evocaciones de la vida judía y la historia del Schouwburg cuando era un teatro.

Hay boletos combinados con la Sinagoga Portuguesa y el Museo de Historia Judía. Es muy fácil llegar con el metro, tren o minibús. Después del recorrido, se puede meditar y caminar por el Plantage, un verdadero oasis dentro de la ciudad, con sus calles arboladas, su mercado de objetos usados y su hermosa arquitectura.

Foto: vía Wiki Commons



Etiquetas: ,

Categorias: Qué ver en Amsterdam


Comments are closed.