Paradiso: sala de conciertos, club y centro cultural

paradiso, sala en Amsterdam

La calle Weteringschans se encuentra en el centro de Ámsterdam; conecta las plazas Leidseplein y Frederiksplein. En 1872 era llamada Wetering; está bordeada por hermosos edificios y mansiones históricas, y también muchos edificios que albergan interesantes espacios culturales.

En el N° 82 está el Museumbrug o Museo del Puente, y frente al Rijksmuseum dos edificios modernos llamados “Sal” y “Pimienta”, obra del arquitecto Frans Van Gool . Interesará al visitante saber que el primer tranvía de Ámsterdam comenzó a circular en 1875 precisamente por la calle Weteringschans: los vagones eran tirados por briosos caballos desde Leidscheplein – Plantage y llegaban a la calle Weteringschans por Sarphatistraat.

Otros edificios interesantes son el teatro De Balie, el Gimnasio Barlaeus y la sala de conciertos Paradiso, en la que hoy nos vamos a detener. Se trata de una antigua iglesia que actualmente es un centro de la música y vida nocturna; desde afuera resulta un poco tétrico, pero sus altos techos, balcones interiores y tres grandes ventanales crean una acústica espectacular que se ha mejorado con obras posteriores.

En 1968 se inauguró como  Centro Cosmic de Relajación Paradiso, un lugar abierto al talento creativo, y su proximidad con el Melkweg rápidamente lo convirtió en un sinónimo de la contracultura y la música rock de la época. A mediados de la década del 70 estaba identificado con las nuevas corrientes musicales aunque su programación abarca una gran variedad de géneros y artistas.

Actualmente convoca a los músicos más importantes como Scalped y Keith Richards y desarrolla una gran actividad cultural que incluye conferencias, juegos, música clásica y artistas en vivo; de hecho, muchos conciertos han sido filmados aquí, convirtiendo a Paradiso en un verdadero ícono cultural de Ámsterdam.

Salas de conciertos: tiene capacidad para 1500 espectadores y acogió a las más famosas estrellas del folk, soul, country, reggae y blues y también a grupos musicales que recién se inician. Hay también una sala pequeña, con capacidad para 250 asistentes, que se utiliza para conciertos íntimos y se presta para que muchos músicos brinden un concierto que, si resulta exitoso, se traslada a la sala grande. Varios músicos de Ámsterdam han comenzado así sus carreras; también se presentan aquí artistas excéntricos y especiales.

Club: inauguró la cultura de los clubes nocturnos en los países bajos; se ofrecen conciertos en vivo y fiestas nocturnas.

Centro cultural: con la msión de ofrecer música en vivo, Paradiso explora tambén otras iniciativas como desfiles de moda, películas, conferencias o eventos culturales como la Noche de lo inesperado, Hechos Sonic o Weerwoord que es un festival de poesía.

Se encuentra en Weteringschans 6-8, a 100 metros de Leidseplein y es muy fácil llegar en bicicleta, con el transporte público o a pie.

Foto: Paradiso

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Ocio en Amsterdam


Deja tu comentario