Nieuwendijk, la calle más antigua de Ámsterdam

nieuwendijk

La historia de la ciudad de  Ámsterdam se inicia a comienzos del siglo XIII. Hasta entonces, este lugar era una zona pantanosa de Utrecht gradualmente recuperada, ya que  en esa época se cavaron zanjas de drenaje a ambos lados del río Amstel y se construyó un dique a lo largo de la orilla oeste.

En 1250 se construyó una represa con compuertas que es la actual, y el Damrak se convirtió en un puerto interior. Alrededor de 1225 comenzaron a aparecer las primeras casas de madera, pero el asentamiento, llamado entonces Aemstelledam, recién es mencionado en 1275.

La vida no era fácil en la ciudad antigua: inundaciones, dificultades y altos impuestos para la agricultura y la pesca… Así comenzó a desarrollarse la actividad comercial en el interior del Damrak, especialmente junto al dique de la orilla oeste… ¡la actual Nieuwendijk! Algunos edificios como Haringpakkerssteeg y Mandenmakerssteeg son la historia viva del comercio de aquéllos tiempos.

Ubicada en el corazón del centro histórico, a pocos pasos de la Estación Central, actualmente se ha transformado en un atractivo paseo de compras a lo largo del canal, totalmente peatonal, con un ambiente típico, acogedor e informal, donde se pueden ver tanto tiendas de marcas internacionales como locales; por ejemplo, ¡hay más de cuarenta tiendas de zapatos!

Regalos, música, moda clásica y moderna, deportes, accesorios y tiendas de recuerdos hacen que bien valga la pena destinar unas horas de nuestra estadía en Ámsterdam para recorrer esta calle. Como dicen aquí, visitar hoy Nieuwendijk es saber qué se va a usar mañana. También hay muchos restaurantes y casas de comida rápida.

Por tratarse de la calle comercial más antigua de Ámsterdam, recorrerla es también disfrutar del placer de la historia; podremos ver muchos edificios del llamado Siglo de Oro de Ámsterdam, es decir construidos durante el siglo XVII.

Este paseo comercial no apto para madrugadores se encuentra abierto los lunes de 11 a 18h.; martes y miércoles de 10 a 18h.; los jueves cierra a las 21 h. Viernes y sábados también está abierto de 10 a 18h. y los domingos de 12 a 18h. Es muy fácil llegar con el tren, en bus o en metro, y también en tren desde las afueras ya que está muy cerca de la Estación Central. Si llegan en su propio automóvil, encontrarán tres grandes aparcamientos en las inmediaciones. En cambio los que se desplacen en bicicleta, encontrarán aparcamiento seguro en la Beursplein y en Bijenkorf.

Fotovia: Stik Ekelund

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Callejero de Amsterdam


Deja tu comentario