Toda la historia de Ámsterdam en un Museo

museo-historico-amsterdam

Al principio Ámsterdam era un pequeño asentamiento en el Amstel que se convirtió en el centro del mundo y es hoy en día una de las ciudades más especiales, tolerantes y liberales del planeta.

Para saberlo todo acerca de esta transformación, lo mejor es visitar el Museo Histórico de Ámsterdam, un viaje fascinante a través de siete siglos de historia urbana que funciona en las habitaciones y los patios de un antiguo orfanato, acompañados por las mejores obras de arte, objetos de la vida cotidiana y restos arqueológicos y urbanos.

El Museo incorpora los últimos adelantos de la técnica para una experiencia museística excepcional: proyecciones multimedia que dan nueva vida a los objetos del pasado y muestras interactivas que hasta permiten dialogar con sus residentes de todos los tiempos y con los que vinieron de otros rincones del planeta atraídos por su espíritu comercial y empresarial.

Son en total 24 salas distribuidas en tres pisos  en las que podremos ver un antiguo mapa que muestra una aldea en la boca del río y el mapa de la ciudad en 1544 por Cornelis Anthonisz, encontrado en 1971 cuando se estaba excavando para el Metro Nieuwmarktbuurt. También la construcción de los canales, la represa del río Amstel y las expediciones a las Indias Orientales.  Un cuadro muestra un desfile de leprosos en Ámsterdam en el año 1604, reconocibles por sus capas grises y sonajeros en la mano, mientras un programa de ordenador explica todos los detalles de esta pintura.

También se muestra una feria comercial, y la sala 10 nos lleva al interior de la Iglesia Vieja de 1661 a través de un cuadro de Emanuel de Witte. Es la más antigua Iglesia de Ámsterdam y en ella el famoso compositor Jan Pieterszoon Sweelinck enseñaba a numerosos alumnos a tocar el órgano.

En la sala 11 está expuesta la famosa pintura de Rembrandt “La lección de anatomía del Dr. Deijman”, pagada por los miembros de el gremio de los cirujanos. El cadáver es de George Fonteijn, un condenado a la horca.

Queda mucho en el tintero, como la construcción del puerto en el siglo XIX, el Siglo de Oro, las viviendas sociales, el orfanato, el último invierno de la Segunda Guerra Mundial en Ámsterdam o la protesta de los estudiantes de 1965, hitos de una historia emocionante y fascinante a la vez.

El Museo Histórico de Ámsterdam se encuentra en el centro de la ciudad y tiene tres entradas, por Kalverstraat 92, Sint Luciënsteeg 27 y Nieuwezijds Voorburgwal 357. Es muy fácil llegar con el tram o tranvía; si llegan en su propio automóvil, encontrarán aparcamientos en el centro. Es accesible para sillas de ruedas.

Foto Vía: Florin Zamfir



Categorias: Museos de Amsterdam


Deja tu comentario