Grachtengordel, vida nocturna y mansiones lujosas

curva-de-oro

En 1586, la ciudad de Ámsterdam resolvió construir unos canales concéntricos (Grachtengordel) alrededor del centro histórico. Así nacieron los canales Herengracht, Keizersgracht y Prinsengracht.  Actualmente se encuentran en esta zona de las ciudad las mansiones de ricos y famosos, y es la de vida nocturna más importante de la ciudad.

La mejor forma de recorrer este canal es en tranvía; las líneas más importantes pasan a la derecha del canal y se pueden abordar tranquilamente en la Estación Central. Otras líneas cruzan el canal, como por ejemplo el 17 cuya parada Westerkerk es la más notable pues es la misma que para visitar la casa de Ana Frank.

Con excepción de la vida nocturna, hay muchas formas de disfrutar los canales de Grachtengordel. Una de ellas es visitando los museos que se encuentran en las cercanías, como la Casa de Ana Frank o Anne Frankhuis, en Prinsengracht 267, o el Kattenkabinet, en Herengracht 497, una antigua casa restaurada abierta por el dueño de un gato después de que éste muriera, y que sigue siendo el hogar del fundador de este museo. Otro museo interesante es Willet-Holthuysen, en Herengracht 605.

Después de visitar los museos lo mejor es saborear unas crepes a orillas del canal; los bares y restaurantes ofrecen una atmósfera pintoresca y las mesitas en la calle son encantadoras. También se puede intentar con un menú holandés o con platos de pescado, o si están dispuestos a gastar un poco más, abordar un barco que realiza una travesía con cena incluida.

Ahora sí nos podemos dedicar un poco a la vida nocturna; ésta gira alrededor de dos plazas, Leidseplein y Rembrandtplein, la más cercana a Reguliersdwarsstraat, la calle gay de Amsterdam.

En toda esta zona hay muchas cervecerías y licorerías, bares irlandeses y muchos otros lugares de entretenimiento, como un famoso club nocturno que funciona en una antigua fábrica de productos lácteos y es actualmente uno de los mejores de Ámsterdam, popular entre estudiantes y turistas jóvenes. Otro en la plaza Leiden funciona en una antigua iglesia y se especializa en rock, aunque una vez adentro puede sonar cualquier ritmo.

También cerca de la plaza Leiden hay otro club nocturno que era una antigua fábrica de azúcar y actualmente integra arte, música, cultura, teatro y entretenimiento nocturno, todo en uno.

Si recorriendo el  Grachtengordel algo les resulta familiar, es porque aquí se han filmado muchas películas; además, el canal Herengracht entre las calles Leidsestraat y Vizelstraat, es llamado “Gouden Bocht”, la Curva de Oro, porque allí  se encuentran las más impactantes mansiones de la ciudad.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Turismo en Amsterdam


Deja tu comentario