Encontrando a NEMO en Ámsterdam

edificio nemo

Un increíble edificio ubicado en el lado oeste de Ámsterdam, más precisamente en el Oosterdok 2, diseñado por el arquitecto italiano Renzo Piano, era inaugurado en el año 1997 por la Reina Beatriz: se trata de NEMO, un centro interactivo de ciencias que nos propone viajar hacia los descubrimientos y misterios de la Naturaleza.

El edificio abarca tres plantas que albergan muestras y exposiciones sobre la Naturaleza, la Bioquímica y la Información Tecnológica, y propone mediante juegos, que los más pequeños comprendan los distintos fenómenos en estudio y, especialmente, que traten de experimentar por sí mismos con el sonido, la imagen, la luz, la electricidad, la gravedad y el caos.

Además, el edificio NEMO incluye una plaza elevada que ofrece una magnífica vista sobre la histórica capital de los Países Bajos; y cada verano, el techo de NEMO ¡se transforma en una playa! ofreciendo a sus visitantes la oportunidad de disfrutar del sol y comer algo como en cualquier playa del mundo mientras aprenden algo sobre ciencia y la tecnología.

Las instalaciones también son completamente novedosas, como por ejemplo un dominó gigante que nos ilustra sobre las leyes de causa y consecuencia, reacciones en cadena y otros temas relacionados. Sorprendente y divertido, el Centro de Ciencias NEMO siempre espera a sus visitantes con algo nuevo, como extraños dispositivos que desatan fenómenos de lo más curiosos, como ladrillos que caen, cuerdas que se queman y pelotas gigantes que caen sobre el público.

NEMO es actualmente  el mayor centro de ciencia de los Países Bajos, y se inscribe dentro de la mejor tradición de los Museos Prohibido no Tocar; de hecho, lo único que espera de sus visitantes es que toquen todo aquéllo que deseen explorar.

Si viajan a Ámsterdam con niños, NEMO es un paseo ideal, ya que está dirigido especialmente a personitas de entre 6 y 16 años; pero los visitantes  de todas las edades son bienvenidos, pues  siempre hay algo nuevo que aprender y descubrir.

Además, NEMO combina tecnología, ciencia y arte desde una visión innovadora considerando que todas son son expresiones de la naturaleza humana.

¿Quieres saber algo acerca de su nombre? NEMO significa «nadie»; sus creadores quisieron que la gente que visitara NEMO se sintiera en una tierra de nadie donde todo es posible. De hecho, la palabra NEMO es utilizada para describir hechos y eventos que ocurren en un mundo indefinido entre fantasía y realidad, como el famoso capitán Nemo en la historia «Veinte mil leguas de viaje submarino» de Julio Verne, o el pequeño pececito de la película «Buscando a Nemo» que conmueve con su historia de amor y heroísmo paternos.

Foto: Wiki Commons



Categorias: Museos de Amsterdam


Deja tu comentario