«El Día de la Reina» llega a la capital holandesa

Día de la Reina

Una de las festividades más representativas de la capital holandesa es el “Día de la Reina”, que se festeja anualmente cada 30 de abril. Las calles de Ámsterdam se llenan de festejos y pequeñas celebraciones en honor a esta majestad que tanto adoran los holandeses.

El Día de la Reina, o «Koninginnedag«, como lo llaman los holandeses, tiene como objetivo celebrar el cumpleaños de la Reina Juliana. Se festeja desde el año 1949. Fue su hija, la Reina Beatrix, la encargada de elegir esta para ascender al trono que había dejado vacante su madre y configurarlo como una de las festividades más relevantes de los Países Bajos.

La primera vez que se festejó «Koninginnedag», Ámsterdam explotó de gente en sus calles: desfiles militares, ferias, orquestas musicales en las calles y hasta maratones y carreras de bicicletas se hicieron presentes en la capital holandesa para festejar el cumpleaños de una de las reinas más amadas de los Países Bajos. La fiesta se festeja en plena primavera. De hecho, el cumpleaños de la reina es el 31 de enero, pero en esa fecha el frío suele azotar la región, por ello se eligió el 30 de abril como fecha para celebrar.

Una de las costumbres más tradicionales es la de dejar ramos de tulipanes en las puertas del Palacio Real, así como también son varias las familias que se reúnen para cenar algún plato típico.

Ese mismo día constituye una alegría no solo para los lugareños sino también para los turistas ya que todas las atracciones turísticas de la región están abiertas. Los museos y jardines abren desde bien temprano y cierran sus puertas pasadas las 22 hs. Las ferias callejeras venden productos regionales y artesanías y los restaurantes preparan menúes de comidas típicas para que ningún turista se pierda de la gastronomía holandesa.

Cada 30 de abril la Reina de Holanda recorre las calles de Ámsterdam saludando desde el carruaje real a su pueblo. Los habitantes más grandes del país viven con orgullo esta festividad que representa el triunfo de la monarquía y la adoración a la realeza. Los más jóvenes se dedican a disfrutar recorriendo las calles de uno de los lugares más bellos de los Países Bajos.

Foto vía:  tuaventura

Imprimir

Categorias: Ocio en Amsterdam


Deja tu comentario