¡Bienvenidos a Amsterdam!

amsterdam

Holanda, un pequeño país ubicado al oeste de Europa, con sus costas sobre el Mar del Norte, entre Bélgica y Alemania, fue antiguamente un conjunto de provincias españolas, hasta 1579, en que fue ocupada por Francia. En 1815 se conformó el Reino de los Países Bajos, e independizada de Bélgica en 1830, es actualmente una nación moderna e industrializada y activa protagonista en la vida de la región, como fundadora de la OTAN y la Comunidad Económica Europea, antecesora de la Unión Europea.

La compleja historia de Holanda desemboca en el actual Reino de los Países Bajos, integrado por Holanda Septentrional, Holanda Meridional, Aruba (al noroeste de Venezuela) y las Antillas Holandesas (cinco islas en el Mar Caribe); la parte continental abarca 41.863 km2 de los cuales 33.937 son tierras ganadas al mar. Sus casi diecisiete millones de habitantes se distribuyen desigualmente; de éstos, 6,5 millones se concentran en una región que se encuentra entre tres provincias, Holanda Meridional, Holanda Septentrional y Utrecht, llamada Randstad holandés.

Precisamente aquí, en esta conurbación formada por las cuatro principales ciudades del país, se encuentra Amsterdam, la capital de los Países Bajos, en una bahía entre los ríos IJ y Amstel. Tiene tantos canales y puentes que se la ha llamado “la Venecia del norte”; esta gran ciudad construida sobre pilotes se destaca por su actividad industrial, su población estudiantil, su cultura pacifista y tolerante, su entusiasmo por el Ajax y sus innumerables atractivos turísticos.

Les invitamos a recorrer Amsterdam y dejarse enamorar por su sencillez, sus curiosidades como las casas flotantes, el centro histórico con sus mansiones alineadas sobre el canal, todas distintas, el Barrio Rojo, con sus luces de neón brillando día y noche… Sus museos, centros culturales, vida nocturna, y también sus zonas más modernas.

Es muy fácil llegar a Amsterdam ya que su Aeropuerto Internacional y principal aeropuerto de los Países Bajos, ubicado a sólo 15 Km. del centro de la ciudad, recibe vuelos de las compañías más importantes del mundo.  También se puede llegar en tren, el medio más rápido y práctico desde el oeste de Europa como Francia y España,  y también en su propio auto o en autobús.

Trasladarse dentro de la ciudad no será problema, con el sistema público de transporte, metro, tranvía, tren o bicicleta.  Viajar por los canales es un capítulo aparte; podrán tomar el ferry, un crucero, el canal-bus que hace un recorrido por los principales sitios turísticos o el Museumboot, que incluye descuentos en las entradas a los museos.  No descarten el “pedalo”, una barquita a pedal de cuatro plazas que partiendo de Leidseplein les permitirá llegar hasta el Museo Rijks y la casa de Ana Frank.

Imprimir

Categorias: Turismo en Amsterdam


Deja tu comentario