Excursiones desde Ámsterdam, la ciudad fortificada de Weesp

Weesp, Amsterdam

Existen un gran número de excursiones y rutas que podremos hacer si nos alojamos en Ámsterdam durante unos días. Lugares que no quedan demasiado lejos del núcleo urbano y que ofrecen una alternativa a la ciudad. Es el caso de Weesp, pequeño municipio situado a tan sólo 3 kilómetros de la línea final del metro de Ámsterdam.

Este municipio es famoso, además de por sus chocolates Van Houten, por su precioso centro histórico, sus molinos de viento y sobre todo por el conjunto que forma lo que antiguamente era una ciudad fortificada, que formaba parte de la línea de defensa de Ámsterdam y la línea Acuática de Holanda.

Cabe destacar durante la Edad Media, el río Vecht constituía una línea defensiva para el Condado de Holanda. A lo largo de esta línea defensiva se construyeron numerosas ciudades fortificadas, y una de ellas es Weesp. A pesar de no ser la más grande, lo cierto es que su encanto es bastante evidente.

El turista en Weesp podrá dejarse arrastrar por la magia que desprenden sus calles. Encontrará numerosos lugares de interés como la fortaleza circular de Ossenmarkt, el museo de la porcelana, molinos como los de Vecht y Eendragt, la preciosa iglesia del siglo XV de Laurenskerk, la antigua sinagoga, el foso o las casas de madera desechable que hay por todo el foso de los bastiones.

Acceder a Weesp desde Ámsterdam es relativamente fácil. Es posible hacer una ruta en bicicleta de una hora aproximadamente. Ruta perfectamente señalizada de unos 15 kilómetros.

También es posible acceder al bastión en tren desde Ámsterdam y otros puntos de la región o en el megabus 49 que conecta las estaciones de Bijlmer y Gaasperplas con Weesp.

Sin duda alguna, Weesp es una buena razón para salir de las calles de Ámsterdam y perdernos por otra porción de historia de la región.

Foto vía: Sean Munson

Imprimir

Categorias: Excursiones desde Amsterdam


Deja tu comentario