Albert Cuypmarkt, histórico mercado callejero

Albert Cuypmarkt

Una de las costumbres comerciales de Amsterdam es la instalación de mercados callejeros, donde se reúnen algunos artesanos y productores independientes para ofrecer sus productos. Sin embargo, con más de un siglo de existencia el Albert Cuypmarkt es tal vez el más reconocido, con sus 250 stands de arte, antigüedades, vestimenta, alimentos y demás mercancías.

Según señalan quienes acostumbran trabajar en este tipo de espacios, con el tiempo el Albert Cuypmarkt se ha ido convirtiendo en el más famoso de Holanda, no sólo por su larga historia sino también por el tipo de productos que se pueden comprar allí. Parte del verdadero espíritu de Amsterdam se respira en este lugar, aseguran. Está en el reconocido área De Pijp.

En sus comienzos, allá por el año 1905, este mercado de Amsterdam era un lugar de destino para vendedores callejeros. Sin embargo, por el caos que se originaba las autoridades decidieron regulando la actividad que allí se desarrollaba. A los pocos años, ya se comenzó a tener actividad seis días a la semana y los locales lo tenían como el centro neurálgico para realizar sus compras.

Actualmente se pueden comprar allí, por ejemplo, antigüedades. Los vendedores aseguran que una de las ideas que tienen es la de ofrecer el mejor precio y los productos más curiosos, con el fin de satisfacer la demanda de los compradores. Además de la venta a los locales, desde este predio se han generado buenos lazos con el exterior y se exporta, sobre todo a Inglaterra.

Otra posibilidades comprar frutas y verduras, siempre frescas y cosechadas en granjas familiares. Si anda por los stands no le pasará inadvertido el aroma que desprenden las frutas que allí se venden, las mejores de la ciudad de los canales. La particularidad, como decíamos, es la de encontrarse cara a cara con los mismísimos productores.

También hay varios predios donde se vende indumentaria y accesorios, como chaquetas, abrigos, blusas, pantalones, remeras, pero también bolsos, carteras y demás elementos. Los hay de todos los estilos, con algunas tiendas especializadas en ropas vintage y otras más volcadas a lo hippie. Lo bueno es alejarse de las marcas internacionales y comprar algo único, de diseñador.

No nos podemos ir del Albert Cuypmarkt sin hacer mención a que algunas firmas se han instalado con alguna sucursal. Una de estas es La torta de mi tía, una pastelería donde conseguir los más ricos productos dulces, aunque también los hay salados. Allí además se comercializa café, té y demás infusiones y refrescos para acompañar estas delicias.

Información práctica

-Dirección: Albert Cuypstraat entre Fredinand Bolstraat y Van Woustraat

-Horario: lunes a sábados de 09:00 a 18:00.

Foto vía: Sweet Hand Made

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Comprar en Amsterdam


Deja tu comentario