Oudezijdsvoorburgwal, entre la zona roja y los viejos monasterios

Oudezijdsvoorburgwal

Amsterdam es una ciudad marcada por grandes dicotomías, aunque ninguna parece ser tan grande como lo que ocurre en la Oudezijdsvoorburgwal, que es una de las calles más transitadas y a la vez es un canal en la zona del distrito rojo. La construcción del puente que lo supera, hace ya varios siglos, generó una división territorial entre el norte ruidoso y el sur más tranquilo.

Oudezijdsvoorburgwal es habitualmente abreviada por los locales como OZ Voorburgwal. Hay que decir que antiguamente el canal formaba un predio donde se encontraban múltiples mansiones y, detrás de ellas, una serie de huertas donde la gente cosechaba sus hortalizas. Sin embargo, de eso, hoy ya no queda nada.

El puente que se encuentra sobre OZ Voorburgwal, está ubicado entre Target Damstraat y Old Street. A partir de allí, entonces, es que se fueron modificando algunos aspectos de Amsterdam y delineando nuevas instalaciones. Con el tiempo fueron surgiendo otras zonas como Nieuwezijdsvoorburgwal Oudezijdsachterburgwal y la actual Spuistraat.

Como decíamos, además del canal tenemos la calle, que es una de las preferidas de los turistas, y que habitualmente cuenta con un tránsito peatonal muy pesado. La misma tiene una extensión considerable, está rodeada de canales y está en la zona de influencia del Grimburgwal y del Oudezijds Kolk.

Si bien es una calle muy transitada, señalábamos antes que se trata de una zona muy curiosa por lo cuanto presenta grandes dicotomías, aunque no tanto para los holandeses. Es que la parte comercial se divide en diferentes tipos de comercios y, uno de ellos, es el del sexo. Sí, porque la Oudezijdsvoorburgwal es una de las más famosas de la zona roja.

Por lo tanto, mientras transitamos por esta arteria nos podemos encontrar con las cabinas donde bellas mujeres se exponen y tratan de seducir a quienes por allí pasan. Sin embargo, otro tipo de comercio tiene que ver con los bares y cafeterías, y por aquí también se encontrarán muchos de ellos si usted quiere acercarse para tomar una cerveza.

Y si queremos sumar más dicotomías, esta calle está poblada de gran cantidad de restos de monasterios que estaban emplazados en Amsterdam en los tiempos medievales. Por lo tanto, también se puede ver merodeando a quienes van en busca de vincularse emocionalmente con el espíritu de estas viejas construcciones que hoy son recuerdo.

Foto vía: Amsterdam in Site

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Callejero de Amsterdam


Deja tu comentario