Vivir y hospedarse en una casa-barco

casa barco holanda

Reconocida por sus bellos canales, la ciudad de Amsterdam tiene una estupenda vista desde la zona marítima. Y, como pocas localidades en el mundo, ofrece la oportunidad de que esa vista se puede perpetuar a partir las casas-barco, que son viviendas ambientadas en navíos acondicionados con todas las comodidades de un hogar. También se alquilan como hoteles.

Si bien a nivel país Holanda tiene muchas casas-barco, sólo en Amsterdam hay unas 2.500 siendo un récord para el país. Este tipo de viviendas se convirtieron en un suceso allá por la década de 1970, y hoy permanecen como un tipo de locación llamativa y distintivas: hay que remarcar que las mismas poseen baño, habitaciones, cocina, sala de estar e, inclusiva, una terraza.

Para quienes deseen vivir la experiencia de habitar sobre el agua y andan haciendo turismo, pueden averiguar en Internet qué tipo de estas casas se consiguen en alquiler: tanto en Amsterdam como en Utrech las hay a montones. No obstante, para tener un detalle mayor se puede visitar el Museo de la Casa Barco, un museo flotante abierto en 1997.

Los que vayan a alquilar una vivienda de estas, deben saber que al ser un fenómeno muy atractivo para los holandeses, las mismas se encuentran en perfecto estado de conservación. Los hay para dos personas y hasta para ocho, con el beneficio de que resultan muy económicos y se los puede conseguir desde 40 euros por noche y por persona.

Podemos mencionar varios modelos y estilos, como por ejemplo la Jordaan Houseboat, que es un tipo de vivienda sobre el mar de rasgos típicos. Está muy cerca de la estación central y en el Jordaan, y puede albergar hasta cuatro personas. Con múltiples beneficios y servicios, su costo ronda los 75 euros por persona.

Con su moderno diseño, destaca también la Kinker Houseboat, que tiene en su interior todos los electrodomésticos que se puedan precisar y modernos sistemas de audio y vídeo. También en la zona del Jordaan, brinda la posibilidad de encontrarse con los más interesantes atractivos turísticos a los pocos metros.

Otro tipo de casa-barco es la City Center, muy pintoresca y beneficiada con un amplio confort en sus 55 metros cuadrados. Ubicada en uno de los canales céntricos de Amsterdam, desde allí se puede tener una de las más hermosas vistas de la ciudad. La misma tiene una capacidad máxima de dos personas, y tiene un costo de alquiler de 75 euros cada uno por noche.

Cerramos mencionando la Center Houseboat, casa flotante muy iluminada y renovada en sus instalaciones. Además de sus generosos ambientes, destaca la presencia de modernos aparatos de audio y televisión. Se la puede localizar en uno de los canales más antiguos de la ciudad y, como todas, ofrece una vista marítima impactante.

Foto vía: Amsterdam Rooms

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Información práctica


Deja tu comentario