Waterleidingduinen, las dunas filtrantes de Ámsterdam

Dunas filtrantes de Amsterdam

Hasta 1853, la población de Ámsterdam se abastecía de agua potable desde los canales o la que se traía desde el río Vecht y era vendida por cubos en la ciudad.  En aquella época el agua potable era escasa y cara, hasta que se descubrió que un cordón de dunas al sur del actual Parque Nacional de Zuid-Kennemerland filtraba naturalmente agua de lluvia. En la actualidad, la población de Ámsterdam obtiene agua potable del río Rin y de las dunas filtrantes.

Las dunas Waterleidingduinen de Ámsterdam forman una impactante reserva natural de rica flora y fauna, habitada por zorros, corzos y gamos entre otros representantes del mundo animal, y una increíble colección de setas y hongos, la más grande de los Países Bajos, con más de 970 especies diferentes.

Las dunas se encuentran entre Zandvoort y la playa de Langevelderslag, y filtran grandes cantidades de agua antes de devolverlas al río Rin. Se realiza una purificación adicional mediante procesos biológicos y provee suficiente agua para Ámsterdam y sus alrededores.

El paisaje alrededor de las dunas es muy variado; distintos tipos de dunas, valles secos y antiguos bosques, con más de cien tipos diferentes de aves en verano. Para saberlo todo acerca del sistema de dunas, la recolección de agua y la conservación de la Naturaleza en esta área, lo mejor es comenzar por el Centro de Visitantes Bezoekerscentrum De Oranjekom; se encuentra en Vogelenzang, a unos 32 Km. de Ámsterdam.

Luego podemos recorrer el Visserspad, antigua ruta de pescadores entre Zandvoort y Haarlem; en realidad, debe su nombre a las esposas de los pescadores, que todos los días recorrían este camino hasta el mercado de Haarlem llevando a sus espaldas grandes cestas con la pesca que sus maridos habían capturado durante la noche. Aquí se encuentra Kraantje Lek, una histórica posada de más de 450 años que incluive fue pintada por Frans Hals en 1623; actualmente es un restaurante pero debe su fama a un gran árbol hueco en su jardín del que, se cree, provienen todos los bebés de Ámsterdam.

Otro lugar para visitar es Koningshof, una finca que forma parte de la Nederlandse Vereniging Natuurmonumenten. Fue construida en 1899, con sus edificios rodeados de bosques de árboles caducifolios y coníferas. Es el único lugar de la región donde todavía pueden verse dos raras flores de la familia de las aurinias: Reina de España y Níobe.

Información práctica sobre el Centro de Visitantes de Oranjekom

· Ubicación: Ingang Oase a/d Vogelenzangseweg, Vogelenzang
· Horario: martes a domingos de 10 a 17h. y lunes festivos.
· Admisión: libre
· Cómo llegar: con el autobús Haarlem-Den Haag, bajar en la parada Oase/ Waterleiding. Si llegan en su propio automóvil encontrarán aparcamiento de pago en la entrada del parque de dunas.

Foto: vía Maarten Kroes

Imprimir

Categorias: Excursiones desde Amsterdam


Deja tu comentario