Marken, hermoso pueblo cerca de Amsterdam

Amsterdam es muy bella, pero también lo son sus alrededores. A pocos kilómetros nos podemos encontrar con precioso pueblos de pequeñas dimensiones, que resguardan mucho de la Holanda más típica.

Uno de estos lugares es Marken, un muy ameno pueblo de pescadores que tiene como gran particularidad la construcción de sus casas, las cuales datan del siglo XV y se asientan en pequeñas elevaciones del terreno con el fin de que las inundaciones no hagan estragos.

Si bien hasta 1957 Marken estaba a dos kilómetros y medio de la costa, en la actualidad fue construido un dique que sirve para unirla con el territorio, por lo que se la considera una península. Sobre ese dique se extiende una carretera. Los orígenes de esta localidad datan del siglo XIII, cuando un grupo de monjes de Frisia se asentaron en la región: por entonces el método de subsistencia era la agricultura y la ganadería.

Para ubicarse más precisamente, este ex pueblo de pescadores está a unos 20 kilómetros de Amsterdam, frente a Volendam en un islote en el lago interior Jsselmeer. Quienes deseen visitarlo pueden tomarse el autobús 111 desde la estación central. Los mismos salen cada media hora y el viaje tarda alrededor de 45 minutos. Una vez que se arriba a Marken, hay que bajarse en la parada Kerkbuurt.

Como decíamos, desde el siglo XIV el pueblo tenía como mayor desarrollo a la pesca pero a partir de 1932 con la construcción del Afsluitdijk se terminó la posibilidad de esta actividad como fuente de ingresos. El lugar modificó su forma de vida, por lo que esa industria fue reemplazada por la del turismo: la aldea se convirtió en atracción turística y desde entonces se ha aprovechado ese aspecto cordial del lugar, con la conservación de algunas tradiciones.

En la actualidad Marken es preferentemente un sector residencial, aunque sus dimensiones se encuentran divididas por asentamientos. En ese sentido nos encontramos con los asentamientos de Grootewerf, Havenbuurt, Kerkbuurt, Moeniswerf, Rozewerf y Wittewerf. Si los habitantes mantienen su amabilidad, no dejan de poseer algunos rasgos de aislamiento producto de la conducta de sus antepasados, quienes se mantenían alejados y sin salir de la isla. Una característica singular es que tienen su propio dialecto, el “markens”.

Foto vía: Alexistechblog

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Excursiones desde Amsterdam


Deja tu comentario