Cineac, antiguo cine, hoy moderno restaurante

Cineac

Cineac fue construido en 1934 como un “cine-revista”: brindaba noticieros y películas en función continuada, con una programación variada, a bajo costo y para todas las edades. Aún no existía la televisión, y muchos habitantes de Amsterdam conservan en su memoria la visita al Cineac, siempre una verdadera aventura. Con su gran techo visible desde lejos durante el día, y su rojo cartel en luz de neón por las noches, Cineac tenía también una cabina de cristal sobre la esquina donde trabajaban los operadores.

El Cineac era tan pequeño que los espectadores debían hacer fila en el callejón, para lo cual se había instalado un sistema de calefacción.  Con su particular arquitectura, tenía innovaciones como sus puertas que se abrían automáticamente, y tenía dos entradas para que el público pudiera elegir la sala de forma ascendente o en balcón. Esta sala se destacaba por su calidad acústica, debido a su sección transversal parabólica.

Cineac fue diseñado por el famoso arquitecto Jan Duiker, un innovador que trabajó con hierro, vidrio y hormigón, de ideas modernistas. Consiguió el apoyo de Reginald Ford, de París, quien era propietario de una cadena de cines revista en casi todas las capitales europeas llamada Cine-Actuel. Reginald Ford era un entusiasta de la arquitectura moderna y estaba impresionado por el trabajo de Duiker, que había conseguido adaptar el cine a un terreno pequeño y de forma irregular.

Cineac mantuvo durante décadas una rivalidad con el palacio Tuschinksi, que se encuentra justo enfrente; sus líneas de frío cemento y rojo neón competían con el abigarrado estilo art decó de su vecino.  La batalla fue ganada por el palacio Tuschinski y Cineac, después de funcionar como almacén y pertenecer a una cadena de restaurantes inspirados en Hollywood, se marchitó y murió.

Actualmente el edificio, declarado Monumento Histórico en el año 2006, ha recuperado la imagen exterior que tenía en 1934 en cuanto a revestimientos, ventanas, detalles de hierro y publicidad, ya que cambió muchas veces de destino y tuvo muchas intervenciones.   Los elementos usados para la reconstrucción son copias exactas de los originales, que estaban muy deteriorados debido a la humedad.

El interior fue restaurado en todo lo posible. Actualmente Cineac funciona como un club y restaurante, con varias plantas interiores que balconean sobre el escenario central. Es un restaurante de vanguardia, con estilo, que combina la comida china con varios estilos de música en vivo o grabada. Se encuentra exactamente en Reguliersbreestraat 31, el corazón de Amsterdam, frente al Palacio Tuschinski y muy cerca de la Rembrandtplein.

Foto: vía Google Maps

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Comer en Amsterdam


Deja tu comentario