La casa-museo de Rembrandt

casa-museo-rembrandt

La casa-museo de Rembrandt es la auténtica vivienda del artista, en la que residió entre 1639 y 1658. Es una encantadora casa construida en 1606, a la que Rembrandt se mudó cuando estaba en el mejor momento de su carrera; sin embargo debió abandonarla pues estaba en bancarrota.

Para saberlo todo acerca de la historia del más importante pintor de Ámsterdam, lo mejor es visitar este sorprendente museo ubicado en un barrio en el que en su época se instalaban muchos ricos comerciantes y artistas. Rembrandt compró la casa por un precio enorme por el cual firmó varios documentos, ya que en ese momento era un reputado artista. Ese mismo año se le encargó la famosa pintura “La ronda nocturna” con la que pensaba pagar la casa, pero no llegó a tiempo ya que la obra no gustó a quienes la habían solicitado. Después de su quiebra se mudó a una pequeña casa en el Rozengracht, en la que vivió hasta su muerte.

En el ala moderna se encuentran la entrada, la tienda y las dos salas de exposiciones; también forman parte del museo la casa del siglo XVII y el estudio.  Las habitaciones albergan pinturas de artistas contemporáneos de Rembrandt y de su maestro Pieter Lastman. El ala nueva expone un resumen de la obra de Rembrandt; aquí se encuentran 250 de los aproximadamente 300 grabados que realizó, además de cuatro platos grabados en cobre.

El estudio se ha reconstruido tal como era en el siglo XVII y es el primero que está siempre abierto al público. La reconstrucción del estudio y las 10 habitaciones de la casa pudo hacerse en base al inventario que se confeccionó en 1656, cuando fue declarada su bancarrota y todos sus bienes fueron minuciosamente subastados.

El Museo se encuentra exactamente en Jodenbreestraat 4, está abierto todos los días de 10 a 17h. y hay entradas con descuento para niños, jóvenes, poseedores de la tarjeta MJK y grupos de por lo menos 15 personas. Los niños menores de 6 años entran gratis. El precio incluye la audioguía.  La parte nueva es accesible para personas con movilidad reducida, no así el sector histórico.  Hay visitas guiadas pero deben solicitarse por lo menos con dos semanas de anticipación.  El recorrido por la casa toma unos 45 minutos, y la visita a las colecciones del museo, grabados y muestras temporarias lleva alrededor de una hora.

Es muy fácil llegar a la Casa-Museo Rembrandt ya que se encuentra en el centro de Ámsterdam, cerca de la famosa Waterlooplein y a sólo 5 minutos a pie de la Estación Central. Pueden llegar con el metro, tren, tranvía o por agua hasta las paradas Waterlooplein o Zwanenburgerwal. Si llegan en su propio automóvil encontrarán aparcamiento a unos 3 minutos a pie del Museo.

Foto: LeMonde1

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Museos de Amsterdam


Deja tu comentario