De Jordaan, pintoresco barrio de Ámsterdam

jordaan

De Jordaan nació como un barrio de obreros e inmigrantes a comienzos del siglo XVII; tuvo habitantes célebres, como Fleming o Rembrandt con su casa en el Rozengracht y su estudio en el Bloemgracht.   Acogió muchos artistas e inmigrantes y se convirtió en un barrio de casas pequeñas y muy populoso; a comienzos del siglo XX era habitado por casi ochenta mil personas.

El barrio era muy atractivo para artistas, obreros e inmigrantes  por sus bajos alquileres; cuando en los años 70 del siglo XX el Ayuntamiento mostró serias intenciones de demoler gran parte del distrito, mucha gente protestó y se unió para defenderlo.

Así se salvó de la picota, y se decidió remodelarlo sin alterar su carácter original.  Actualmente es un precioso barrio para vivir y visitar, habitado por jóvenes artistas y estudiantes, que conserva sus laberínticas calles estrechas, talleres de arte, edificios monumentales y los típicos cafés de Ámsterdam.

Hay mucho para ver y hacer aquí en el Jordaan, como visitar sus mercados. Los sábados funciona el Lindenmarkt, un mercado que ofrece todo tipo de productos en el Lindengracht, y también un mercado de alimentos biológicos, el Noordermarkt. Los lunes tienen su mercado de pulgas también aquí en el Noordermarkt y otro de bonitos productos textiles en la Westerstraat.

Muchos visitantes llegan hasta aquí para conocer la Noorderkerk o Iglesia del Norte, diseñada por Hendrick de Keyser en el siglo XVII.  Todavía funciona como una iglesia protestante pero está abierta para todos y ofrece hermosos conciertos.

Pero sin dudas uno de sus principales atractivos son los talleres de artistas, que funcionan en los patios interiores; cada dos años se realiza un festival de estudios abiertos durante el cual los visitantes pueden conversar con los artistas, y también hay un recorrido turístico llamado “Joyas del Jordaan”.

Dediquemos un párrafo a los patios u hofjes: en realidad son patios interiores, con bonitas casas restauradas; estos patios fueron construidos como residencias para mujeres mayores. En la década del 70 del siglo pasado se encontraban en bastante mal estado pero actualmente la mayoría ha sido restaurada. Si están aquí algún domingo de verano, podrán disfrutar de los conciertos gratuitos llamados hofjesconcerts.

Llamarán la atención de los visitantes algunas tallas en piedra encima de las entradas de las casas: servían para anunciar el oficio o profesión de su propietario. Las primeras se realizaron en el siglo XVI, en reemplazo de los grandes aleros de madera que obstruían el tránsito por las estrechas callejuelas.

También hay aquí varios museos para visitar, como el Museo de Pianolas, el Museo Flotante o Electric Lady Land. Es muy fácil llegar al Joordan desde la estación central con el tranvía, descendiendo en la parada Rozengracht / Marnixstraat. Estarán en el corazón mismo del barrio.

Foto: Marcellio1968

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Callejero de Amsterdam


Deja tu comentario