Amstel Botel Bv, un hotel-barco en Ámsterdam

amstel-botel

Decir Amsterdam es hablar de una ciudad dinámica, multicultural y tolerante, que está despierta las 24 horas del día; y también de una ciudad surcada por infinitos canales y con un antiguo puerto que es un gran protagonista de la vida comercial de este país.

Entre 1946 y 1948 una compañía naviera tuvo aquí un embarcadero, pero luego los edificios fueron abandonados; después de un tiempo el sector fue recuperado y hoy en día es uno de los principales centros culturales de Ámsterdam, con más de doscientos cincuenta artistas viviendo y trabajando en las instalaciones portuarias completamente renovadas.

Precisamente aquí, en el antiguo embarcadero, se encuentra el Amstel Botel Bv, un hotel-barco en el que nos vamos a alojar hoy. Este hotel flotante se encuentra en pleno centro de la ciudad, y nos permitirá sentirnos muy cómodos, pasar la noche a orillas del IJ, estar en el corazón artístico y cultural de la ciudad y a precios muy convenientes.

Las habitaciones son evidentemente los camarotes o cabinas del barco; están equipadas con baño, secador de pelo, teléfono de línea directa, radio, caja fuerte y calefacción central. Son 175 habitaciones distribuidas en cuatro pisos, con vista al río o a la calle, para una o dos personas y también matrimoniales, y ocho habitaciones triples.

El hotel cuenta con servicio de desayuno y buffet, pero se puede empezar por el bar que cuenta con entretenimientos como una mesa de billar, máquinas para jugar y ordenadores con conexión a Internet de pago. También hay servicios adicionales como servicio de despertador, periódicos gratuitos, cambio de moneda, fax y fotocopias, limpieza de calzado, alquiler de bicicletas y automóviles, servicio de plancha, consigna de equipaje y servicios médicos. Si llegan en su propio automóvil, encontrarán aparcamiento gratis. Cuenta con zona para no fumadores, TV vía satélite y por cable y servicio de información turística.

Ya que estamos aquí, aprovechemos para conocer un poco los alrededores; estamos muy cerca de los principales museos, como el Museo Van Gogh, el Museo Histórico de Ámsterdam o el Tropenmuseum. Si prefieren recorrer Ámsterdam en bicicleta también podrán rentar una en el hotel.  Estamos en la zona norte de la ciudad, conocida por sus cafés y restaurantes, los estudios de artistas, los frecuentes festivales artísticos y atracciones turísticas como el edificio de la MTV.

El Hotel se encuentra en NDSM Pier 3, el antiguo muelle de la NDSM y es muy fácil llegar con un ferry gratis desde la Estación Central y un autobús también gratuito de ida y vuelta al hotel.

Foto: WikiCommons

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Hoteles en Amsterdam


Deja tu comentario