Museo Van Gogh, visita ineludible

Museo Van Gogh

Ámsterdam es una ciudad que presta real interés en lo que a la cultura y manifestaciones artísticas respectas. En la ciudad existen más de veinte museos de temáticas diferentes, pero, sin duda, uno de los más representativos es el famoso Museo Van Gogh, ubicado en la zona que congrega a la mayoría de los museos: Musemplein.

El lugar cuenta con más de 200 obras del artista, entre bocetos, pinturas, dibujos y mobiliario de su propia casa. Además  podrás encontrar muchas obras de otros artistas reconocidos, sobre todo de las corrientes artísticas pertenecientes al siglo XIX.

El Museo Van Gogh se inauguró en el año 1973; desde ese momento se estima que más de 13 millones de personas lo han recorrido. Consta de dos edificios conjuntos: el recinto principal y además un área dedicada a las muestras y exposiciones. A lo largo del tiempo ha sido modificado por varios arquitectos. Uno de los más importantes es Gerrit Rietveld, quien fue el encargado de diseñar la parte principal del mismo.

Por otra parte, el área de exposiciones contó con la ayuda de varios arquitectos que a lo largo del tiempo fueron modificando diferentes partes de la misma. Martien Van Goor fue uno de ellos, quien tuvo como objetivo principal expandir el área de las muestras para lograr más espacio en la entrada.

Cada año el museo es visitado por más de 500 mil personas. El recorrido no suele llevar mucho tiempo, sobre todo si lo realizas ayudado por un guía del establecimiento. Una de las particularidades del Museo Van Gogh es que sólo se permiten hacer recorridos con cupos limitados, es decir, se admiten sólo grupos de no más de 50 personas para que cada visitante puede apreciar tranquilamente cada obra. Esto no significa que debas esperar haciendo una fila en su entrada, sino que deberás reservar tu visita con anterioridad. Si realizas dicha reserva a primeras horas podrás visitarlo ese mismo día.

Todas las obras de Van Gogh están expuestas cronológicamente para que podamos apreciar la transición artística del pintor. En principio se podrán apreciar los trabajos realizados en su juventud, sobre todo su producción realizada en Holanda. Luego se exponen las obras de su época vivida en Francia, etapa en la cual hizo grandes amigos como Gauguin o el famoso pintor de murales de cabaret: Toulouse-Lautrec.

Ahora bien, te aconsejo que no cargues con tu cámara de fotos, ya que el museo prohíbe determinantemente la toma de fotografías a las instalaciones  y mucho más a las obras. Una vez que entres en el establecimiento deberás dejar tus pertenencias en unas taquillas situadas en el salón de entrada del museo. Allí encontrarás además un stand donde podrás acceder a folletos gratuitos con la mejor información del lugar y la historia del mismo.

Para acceder al museo puedes tomar cualquier medio de transporte que se dirija a la zona de Musemplein. Las líneas de autobuses 170,171 y 172 te dejan a tan solo dos cuadras del mismo.

Puedes comprar tus entradas por adelantado en: tickets para el Museo Van Gogh

Foto vía: arqhys

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Museos de Amsterdam


Deja tu comentario